Jornada «Universidades, empresa, emprendimiento y el rol de las infraestructuras universitarias» en la Universidad Autónoma de Barcelona

Representantes de la Generalitat de Catalunya, del mundo asociativo y del ámbito académico han debatido sobre cómo fortalecer la relación entre las universidades y el sector empresarial en una jornada vinculada a un proyecto de investigación europeo que ha tenido lugar en la UAB.

Expertos del mundo académico y miembros de instituciones y empresas reivindicaron el diálogo entre la universidad y el tejido social para fortalecer las sinergias entre la educación superior y el sector empresarial en la jornada «Universidades, empresa, emprendimiento y el rol de las infraestructuras universitarias», que tuvo lugar el 9 de enero, en la Facultad de Economía y Empresa. El presidente del Consejo Social de la UAB, Gabriel Masfurroll, afirmó que la universidad debe ser un «punto de encuentro» entre las capacidades innovadoras del mundo académico y del sector productivo. Esta jornada se enmarcaba dentro del proyecto europeo InnoHEIs, del cual, la UAB es socia. El investigador principal de este proyecto y profesor de análisis económico de la UAB, Ricard Esparza, explicó que esta iniciativa quiere favorecer que la transferencia de conocimiento ayude a mejorar y definir las políticas públicas en el campo de la innovación.

En la presentación de la jornada, el decano de la Facultad, Héctor Sala, enfatizó que esta iniciativa contribuirá a profundizar en una mejor transferencia de conocimiento en el mundo empresarial y elogió el destacado grupo de ponentes que ha participado, que incluía a docentes tanto de la UAB como de otras instituciones y representantes del mundo asociativo y de la administración de la Generalitat. Por su parte, el vicerrector de Economía y Campus, Carles Gispert, explicó que el plan estratégico «La UAB del futuro. Horizonte 2030» contempla varias líneas estratégicas para fortalecer «la emprendeduría y la transferencia de conocimiento». Y, en cuanto al desarrollo de los objetivos de la universidad, denunció que la institución no ha podido aprobar el presupuesto para el año 2020 y deseó que «la situación se desencalle». Masfurroll se sumó a la reivindicación del vicerrector afirmando que la UAB necesita recursos para «cumplir su función» ante la sociedad.

David Urbano, vicedecano de Emprendimiento de la Facultad, intervino también en la presentación del debate para introducir el tema de la innovación desde la interacción entre administraciones públicas, universidades, empresas y la sociedad civil, y para explicar algunos de los proyectos que la UAB está planteando para favorecer la emprendeduría, especialmente en el ámbito social, tales como el Espacio INnova en Emprendimiento Social (EINES). Seguidamente, el primero de los cuatro debates en que se estructuró la jornada, los participantes han debatido sobre cómo la universidad puede convertirse en más atractiva para las empresas. Las diferentes intervenciones coincidieron en subrayar que la universidad es, en palabras de Masfurroll, «un fuente de riqueza, no de gasto», así como en la necesidad de comunicación entre el ámbito académico y el empresarial para detectar talento e ideas, y facilitar su desarrollo.